Compañías

Existen varios tipos de operadores, los operadores móviles (los que conocemos de toda la vida) Movistar/Telefónica, Vodafone, Orange, Yoigo y los operadores móviles virtuales que utilizan las redes de los operadores móviles Masmovil (Orange), Lebara Mobile (Vodafone), Simyo (Orange), Pepephone (Vodafone).

Otro punto importante de las operadoras móviles, que han mantenido durante mucho tiempo y esperemos que cambien, es la falta de interés en los clientes, las ofertas están enfocadas a captar nuevos clientes y no a mantener los existentes. Siendo habituales que nuestras compañías nos ofrezcan peores ofertas que la competencia y solamente tras darnos de baja en nuestro operador están dispuestos a mejorar las ofertas, con el consabido enfado por parte del cliente.

Es recomendable ver las diferentes ofertas de los operadores y hacerse una idea aproximada de que ofrecen antes de responder a las simpáticas personas que nos llaman insistentemente a cualquier hora presentándonos ofertas.

Movistar

Vodafone

Orange

Yoigo

Simyo

Por supuesto todas tienen una letra pequeña que hay que entender para hacer la mejor elección.

Respecto a las tarifas de llamadas existen 3 conceptos:

  • Establecimiento de llamada: lo que se paga por cada llamada
  • Precio minuto: lo que cuesta cada minuto que dura la llamada
  • Consumo mínimo / Cuota
  • Cuota mensual: lo que nos cobran si o si cada mes + consumo de las llamadas
  • Consumo mínimo: lo que nos cobran si no lo sobrepasamos o el consumo de las llamadas
  • Permanencia: el tiempo mínimo que tendremos que estar con la compañía por aceptar la oferta. En caso de querer marcharnos antes legalmente nos tendrían que cobrar la parte proporcional del teléfono que quede por pagar. En la vida real nos piden mucho más y luego hay que reclamarlo para que nos lo devuelvan.

Respecto a las tarifas de internet hay que fijarse en 2 conceptos:

  • Velocidad de descarga = ancho de banda: Es la velocidad a la que nos van a suministrar los datos cuando nos conectemos vía GPRS / UMTS y dispongamos de una cobertura adecuada.
  • Capacidad total: Son los megas hasta los que nos garantizan el ancho de banda, una vez superados nos siguen ofreciendo el servicio pero a una velocidad mucho menor.