La nube

Mucho se habla últimamente de la nube, que  si es el futuro, que si va a cambiar nuestra forma de trabajar, etc. la realidad es otra: la nube ya esta aquí y nos permite trabajar más cómodamente hoy.

Para entender esta conclusión es necesario definir a la “nube”, es simplemente lo que antes se llamaba internet pero con un pequeño matiz: es nuestro internet privado. Es donde podemos guardar y/o compartir nuestros documentos, fotos, música, vídeos, emails, sin preocuparnos de que un extraño acceda a ellos, pero estando disponibles para nosotros desde cualquier ordenador del mundo.

Pondré varios ejemplos para aclarar un poco mas el concepto: la nube es el servidor de correo por internet: gmail, yahoo, hotmail, … la nube es (perdón, era) Megaupload donde podíamos guardar vídeos personales al igual que hoy en día podemos hacer en youtube.

Para aprovechar la nube, debemos de disponer de un servidor que nos autorice a guardar nuestro contenido y nos ofrezca unas condiciones de seguridad elevadas (no queremos que cualquiera pueda acceder a nuestros documentos ahora, como tampoco lo queríamos cuando los guardábamos en el disco duro del ordenador).

Existen diferentes servidores (gratuitos o de pago), entre los que destacamos por su simplicidad y su expansión Dropbox (por encima incluso de Google Docs ya que nos limitan los tipos de archivos que podemos subir)